Coaching deportivo: ansiedad y nervios

Antes de afrontar un reto encima de la moto muchas veces nos acechan los nervios y la ansiedad. En este capítulo de preparación mental nos preparamos para hacerles frente.

Autor:
Sandra Polo
Foto:
Red Bull
Publicado el 11/07/2017
Por Sandra Polo y SPCOACHING9

Hola a todos, volvemos en una nueva entrega de preparación y entrenamiento mental encima de la moto. En esta ocasión, voy a hablarte dealgo que seguro te suena: los nervios y la ansiedad. Sentirte en este estado, es muy común en competición; los días previos a la misma y durante el evento, sin embargo, todos podemos padecerlo sin necesidad de que sea una carrera a lo que nos vamos a enfrentar. Podemos sentir ansiedad antes de acudir a una quedada, un curso, una ruta...

Algo normal

Sentirse ansioso o nervioso, es una reacción fisiológica del cuerpo normal y adaptativa para enfrentarnos a una situación con cierta "energía" ya que el cuerpo segrega adrenalina y nos está preparando para la acción. Cuando necesitamos de esta dosis de energía, el cerebro nutre de adrenalina al organismo, pero el problema es cuando los nervios ya no son funcionales y se convierten en una ansiedad. El exceso de adrenalina cuando no la necesitamos, es decir, días antes de la competición o evento, o durante la misma cuando está presente en exceso, hace que nos sintamos fatigados, cansados física y emocionalmente. Por tanto llegamos a vernos poco capaces de enfrentar la situación...

Identificación del problema

Si "enseñamos" a nuestro cuerpo a tener una respuesta de ansiedad, cuando no la necesitamos, habrá temor a que la situación se dé, y por tanto los síntomas empeorarán. Quiero decir que si experimentamos nervios excesivos antes de una competición, y lo pasamos mal, ya nos estamos condicionando a nosotros mismos a que nos vuelva a pasar una y otra vez y es un círculo peligroso que debemos identificar y aprender a salir de él.

Vayamos por tanto por partes. ¿De qué forma y por qué experimentamos ansiedad ante una competición o un evento determinado?

-SÍNTOMAS FISIOLÓGICOS

Lo que experimentamos físicamente. Dolor de cabeza, palpitaciones, molestias gastrointestinales, mareos, malestar en general, dificultad para conciliar el sueño....Son síntomas típicos antes de afrontar una competición para las personas que sufren esta ansiedad y tienen su origen en aspectos emocionales.-SINTOMAS EMOCIONALES

Son el motor de lo fisiológico, la causa. Son múltiples las causas, son muy comunes las siguientes.

a) Verse incapaz de hacer frente a la situación, es decir, tener unas creencias negativas y un baja autoestima contigo mismo para esa determinada situación. Como te comenté en el anterior capítulo, en el que hablaba sobre las creencias, lo que piensas sobre ti mismo es muy importante. Si te ves capaz, actuarás como alguien que puede. Si te ves incapaz actuarás de dicha manera y vendrán el "no puedo", "no se"....

La utoeficacia percibida, te hará actuar con seguridad, arrojo, entrega y, ante un fracaso, será más rápido y posible el que vuelvas a verte capaz, porque sabes y crees que puedes. Podemos sentirnos incapaces por múltiples razones. Por ejemplo, cuando el objetivo está mal planteado, como hemos hablado en otras ocasiones. Puede que te marques objetivos muy altos y al no conseguirlos, te frustres. Recuerda que el objetivo tiene que ser adecuado, realista y con cierto desafío. Si este es muy alto, no te preocupes, divide el objetivo en pequeños objetivos hasta llegar a tu meta con paciencia, y sigue perseverando. Incluso dentro de la misma carrera, es muy bueno dosificarte, ponerte pequeñas metas para encontrar  motivaciones y dar lo máximo de ti en cada etapa de la misma. También el entrenamiento diario y tu rutina debe serlo, hay que buscar el compromiso y la motivación en cada cosa que hagas, de esta manera, siempre hay algo que alcanzar y algo que cumplir.

b) Miedo al fracaso.

 Aprende que con cada fracaso hay un aprendizaje, y el aprendizaje es avance, por eso cada "fallo" como a mí me gusta llamarlo, te acerca a tu objetivo si sigues caminando firme hacia él. Nadie nació sabiendo, ni por un camino de rosas, por eso no temas equivocarte o no saber, porque ese es el primer paso para aprender y ser sabio.

Siempre habrá abandonos en las carreras, lesiones, un mal día, una mala ruta, una caída...Sin embargo, si sabes sacar lo positivo de cada situación y remediar lo negativo, poco a poco serás más fuerte.

Muchas veces este temor viene ligado a querer demostrar algo a los demás, y ten siempre presente que no importa si eres bueno o malo en un ámbito, lo realmente trascendente es que disfrutes lo que haces. Es algo con lo que estoy muy de acuerdo, como profesional, y de manera personal tanto en el deporte como en la vida. De nada sirve querer demostrar algo o tener "vergüenza" al fracaso por el "qué dirán".  Hay que buscar la superación y estar satisfecho con lo que se hace, sino nunca estarás feliz, nunca nada estará bien.

Esto no significa conformarse, significa dar lo mejor de uno mismo sin temor a equivocarse por los demás, porque no importa las veces que te caigas si con cada caída sales más fortalecido. Puede sonar a tópico, pero como he dicho en otras entregas, el número 1 no sólo se lleva en la moto o en un diploma, se lleva en el corazón, así que siempre sal a ganarte a ti mismo, porque el rival más difícil está en tu cabeza y cuando lo superes, te darás cuenta de que tus objetivos van llegando y el temor al fracaso desaparece.

c) Ausencia de control

Debes concienciarte de que es imposible tener el control de algo al cien por cien. Hay que estar preparado para afrontar posibles dificultades, imprevistos o percances. Cuanto más salgas de tu rutina y tengas capacidad para innovar, menor serán los nervios. Por ejemplo, entrenando puedes probar varias trazadas, tener una visión amplia y probar varias opciones.

Si bien es cierto que no puedes tener un control total, si tienes unas creencias positivas sabrás reaccionar ante las dificultades de una forma más positiva y eficaz. Además  técnicas como la visualización te dan un control mayor al ir más preparado.

La visualización es un aspecto del que ya hemos hablado también en anteriores ocasiones como parte del entrenamiento mental y es una técnica muy útil para el deporte y la vida cotidiana. El cerebro no distingue entre lo que soñamos o imaginamos de la realidad, por eso el imaginarte rodando en el circuito en el que posteriormente vas a competir, imaginarte realizando el evento en general, te ayudará a sentirte más seguro y con un mayor control cuando estés realizando la actividad. No sólo es útil imaginarte rodando, si no, yendo al lugar, verificando la moto, con los compañeros...y también anticipando posibles dificultades y buscando posibles soluciones en tu cabeza. Si imaginas que rompes la moto en mitad del recorrido, el imaginar cómo reaccionar y qué hacer, te quitará nervios y disgustos y ya habrás por anticipado qué hacer. Cuantas más soluciones tengas en el bolsillo y más emprendedor seas en ese sentido, tendrás una mayor sensación de control.

d) Sentirse culpable

Va relacionado con el miedo al fracaso, y es que, en muchas ocasiones, cuando las cosas no salen cuando queremos, nos sentimos fracasados y culpables con nosotros mismos: "No he entrenado lo suficiente", "que malo soy", "no sirvo para esto"...etc. Es adecuado que analices los puntos negativos, pero sin juzgarte y culparte de nada, es un análisis objetivo y para poner remedio, sacando un aprendizaje como te decía antes para intentarlo con más y más fuerza, sacando siempre el lado positivo y viendo los puntos en los que has mejorado. Tampoco te sientas culpable con el resultado. Nadie es mejor ni peor que nadie, tú eres único y eso nadie lo puede superar. Por eso valórate y disfruta con cada cosa que hagas como te digo siempre.

En definitiva, el conocerte a ti mismo, saber tus puntos fuertes y débiles, anticipar dificultades, no temer a las adversidades, harán que identifiques y controles mejor tus nervios.Al identificar una situación estresante, cuando sientas esos síntomas fisiológicos, sabrás un poco mejor el porqué de ello y puedes buscar tus propias soluciones, ya que cada uno somos diferentes.

Posibles soluciones

  • Cosas que puedes realizar cuando te sientas ansioso o percibas los primeros síntomas:
  • Respirar muy lento y profundo conteniendo el aire y soltándolo muy lentamente. De esta forma envías un mensaje al cerebro de que todo va bien y el nivel cardiaco y de adrenalina descenderá.
  • Contraer fuertemente algún grupo de músculos (manos, pies, cuádriceps..) y soltar lentamente. Obtenemos un resultado parecido al de la respiración con nuestro cerebro.
  • Puedes usar los anclajes de los que también hemos hablado: decirte cosas a ti mismo que te motiven y tranquilicen, o tener imágenes mentales que consigan el mismo resultado.
  • Si estás muy tenso o quieres prevenir puedes tomar una tila, algún medicamento para el dolor de cabeza...puede sonar obvio pero si trabajas en la prevención, evitarás situaciones indeseadas.

Toda teoría soy consciente que suena muy bonita. Llevar esto a la práctica no es fácil, pero tampoco imposible. En mis inicios hace 5 años, pasaba por esto de forma exagerada antes de cada carrera o cada situación nueva para mí. Me ponía muy nerviosa, demasiado tensa ,dormía fatal antes de una carrera o ni siquiera dormía… Y todo esto venía ligado al no verme capaz, a no tener controlada la situación, miedo a hacer “el ridículo”, a qué pensarán los demás…sólo pensaba en lo que podía salir mal… Los objetivos eran muy altos para aquel entonces… Podría tirarme el artículo poniéndote ejemplos y causas.

Cuando comencé a valorarme, ver todas las potencialidades que tenía y tengo, sacar el lado positivo, dosificar, ser paciente e ir paso a paso con los objetivos, pensar en todo lo que podía salir bien..etc etc., ahí comencé a mejorar y disfrutar. Hoy por hoy suelo dormir muy bien antes de una carrera, no me pongo tensa de una forma negativa, cuando estoy nerviosa ya me conozco y sé por qué es, utilizo todo lo que hemos comentado para tranquilizarme…Sin duda lo que más me ayudó es quitarme la absurda idea de la cabeza de que tenía que demostrar algo a alguien, comprendí que eso es de personas con baja autoestima y con muchos miedos aunque desde fuera no lo parezca, yo tenía todos esos miedos y complejos. Y es que una persona segura, capaz, fuerte…no necesita demostrar nada a nadie ni escuchar nada de nadie, porque ya lo sabe. Ahí, cuando mi pelea pasó a ser conmigo misma y me demostré, y a día de hoy me demuestro miles de cosas, ahí fui feliz y lo soy.

Cuidado, no quiero decirte que no tengas apoyos, claro que debes rodearte de personas y estructuras que te apoyen y te quieran incondicionalmente, pero por lo que eres, y estas personas siempre estarán orgullosas de ti pase lo que pase, sin necesidad de demostrarles nada. Además viene muy bien que tus personas de confianza te conozcan, sepan relajarte, apoyarte y cuidarte, sin ellos considero que es imposible avanzar y desde aquí con el permiso de la revista aprovecho para dar las gracias a mis fieles Noemí, Raquel y Aitor.

Quiérete, cuídate y valórate. ¡Cero nervios, y gas! Nos vemos muy pronto.

 

MÁS INFO EN LA WEB DE SPCOACHING

Haz un nuevo comentario...

:-

Texto:

Sandra Polo

Fotos:

Red Bull

Publicado el 11/07/2017

Lo más visto

Ya está disponible el número 84 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #99: Especial motos Dakar 2018

Analizamos el Dakar 2018 y todas sus motos al detalle (KTM, Sherco, Hero, Yamaha…). Viajamos a Indonesia para hacer enduro en la selva de Sumatra, te enseñamos la técnica de conducción en barro y probamos la gran Triumph Tiger 1200 XCa, la nueva trail inglesa. En motocross comparamos la KTM 450SXF vs Hond CRF 450R.