KTM Duke 790
Prueba KTM Duke 790: El quinto elemento

Por fin llega a las calles la nueva KTM 790 Duke, la moto que más expectación ha creado en los últimos tiempos. Esta naked es un derroche de tecnología y electrónica, lo lleva todo, además de tener una parte ciclo de lujo y de montar el revolucionario motor bicilíndrico naranja. Así es el quinto elemento, la moto que completa la familia Duke.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
KTM
Publicado el 07/03/2018
KTM Duke 790
Chasis
Motor
Electrónica
Suspensión no ajustable
Pasajero muy elevado

Desde hace ya dos años la imagen del proto de la KTM 790 Duke lleva inquietándome especialmente. Una moto que desde sus primeros bocetos ya me ponía los pelos de punta. Ya se adivinaba como sería el nuevo chasis, nuevo motor y sus agresivas líneas rompedoras.

KTM Duke 790: Ahora llega la hora de la verdad, el momento en el que el prototipo se convierte en versión de calle y que inevitablemente se hace real.  En KTM han querido mantenerse fieles a aquella versión demo pero no ha sido fácil ya que ha habido que ajustarse a las limitaciones de la producción y las regulaciones internacionales. Aún así la moto es imponente y lo tiene prácticamente todo. Logra hacerte disfrutar como nunca antes lo habías hecho sobre dos ruedas.

Todo nuevo en la Duke 790

La nueva KTM Duke 790 viene para cubrir una laguna importante. Hasta ahora la familia Duke se componía de cuatro modelos: 125, 390, 690 y 1290. Pero el escalón entre la monocilíndrica 690 y la todopoderosa 1290R era demasiado grande.  Ahora llega “el quinto elemento”: la 790 Duke… una máquina construida desde cero y que se sitúa por peso, electrónica, y prestaciones en la cúspide de su categoría.

Para lograr hacer una moto tan radical como válida paraen el uso diario, los ingenieros de KTM se han devanado los sesos para dar vida a lo que ellos han bautizado como “The Scalpel”, el bisturí. Queda claro la precisión con la que se ha fabricado y la efectividad que querían que ofreciera sobre el asfalto.

Para ello han desarrollado en la nueva KTM Duke 790 un motor bicilíndrico totalmente nuevo y en el quedonde el departamento de I+D se han se ha dejado la piel. Dos cilindros en línea nicasilados y sin camisa, pistones forjados, cárteres divididos y con bomba de aceite independiente y un nuevo embrague PASC tan ultracompactoultra-compacto como el de los modelos off road.

Por su parte, el chasis de esta Duke 790 es totalmente nuevo, de acero al cromomolibdeno, tubular y con el motor como elemento autoportante. Además el subchasis es de aluminio forjado sin tapas y sirve como alojamiento aldel airbox. Esto hace que las líneas queden muy marcadas y se extreme el minimalismo.

En este modelo KTM confía en una nueva tecnología de frenada fabricada en España por J. Juan. Tanto pinzas como bombas de freno y embrague son de esta casa y el resultado es magnífico. No solo lucen estéticamente lucen, sino que se comportan a la altura de las mejores Brembo de su categoría. Por su puesto, suspensiones WP de 43 mm y monoshock trasero, éste ajustable en precarga.

Electrónica de altura

En este apartado KTM no se ha guardado nada y ha equipado a la 790 Duke con la electrónica propia de una superbike, es decir, la misma que monta la 1290 Super Duke R.  Esto significa que tiene absolutamente todo de serie: control de tracción, mapas de potencia, ABS en curva, KTM my Ridemodos de conducción, ajuste de respuesta del gas y un display TFT a la altura de las circunstancias. 

Es más, incluye un modo Track diseñado para entrar en pista totalmente ajustable a nuestros gustos y con una fácil interacción con el control de tracción desde la piña para ir regulándolo conforme se desgasta el neumático. Y para culminar: quickshifter de subida y de bajada…

¿Cómo va la nueva KTM 790 Duke?

Te lo estarás preguntando tanto como yo antes de subirme. ¿Cómo va la nueva KTM 790 Duke? Pues la respuesta es: como imaginas. La postura es agresiva para ser naked. Estriberas retrasadas y posición del asiento ligeramente lanzada hacia delante, lo que hace que cargues peso en el tren delantero. Una vez te subes y colocas sobre ella sabes que no estás en una moto para principiantes. Al arrancarla su icónico escape brama con un sonido totalmente desconocido en la casa naranja. El bicilíndrico tiene un rugido rudo y áspero, potente. Las manetas JJ regulables terminan de ajustar el puesto de mandos para dejarlo listo y salir a dar gas.  El display está ubicado en una buena posición garantizando una visibilidad óptima durante la conducción sin desviar la vista del asfalto.

Pero vayamos a la carretera, y comprobemos el rendimiento de esta Duke 790. Teníamos por delante un millar de curvas por la isla de Gran Canaria.

Casi 250 km con pocos tramos rectos y con un asfalto cambiante, ideal para probar el nuevo modelo y después unas tandas en el circuito de Maspalomas. Desde el primer momento el motor resalta por encima de todo. Empuja mucho y la respuesta al acelerador electrónico es explosiva. Más aún en los modos Sport y Track. Hay que tener tacto porque es una moto que responde con ímpetu a cualquier insinuación del gas, pero una vez te adaptas es cuando ves que esa inmediatez se traduce en precisión. Es una moto con mucho empuje y que se disfruta en la franja media de las revoluciones. En bajos el motor es suave pero debes ir en la marcha adecuada para evitar traqueteos; es cuando subes un poco de vueltas cuando saca todo su potencial y podrás estirarla sin  piedad hasta el corte de encendido.

El cambio de la Duke 790 viene equipado con un quickshifter rapidísimo. Empalmar marchas subiendo y bajando mientras enlazas curvas es una experiencia casi mística ya que se consigue una simbiosis con la moto increíble. Tiene un tacto como de carreras y se nota cuando engranas cada marcha. Además en el nuevo embrague ayuda mucho en las reducciones fuertes evitando deslizamientos y rebotes del tren trasero.

Estas sensaciones que aporta el motor de la Duke 790 no tendrían sentido si el ciclo no estuviera a la altura. El nuevo chasis emplea el motor como elemento estructural, la primera vez que KTM lo aplica. El resultado es pura efectividad. Un conjunto rígido  y muy ligero pero que permite cierta torsión cuando todas las fuerzas trabajan.  El tacto de la suspensión es firme, tal vez en exceso para una conducción pausada, pero acorde con la filosofía Ready to Race de KTM.  El tarado es óptimo para rodar a buen ritmo con ella, casi endiablado… Eso sí, echamos de menos ajustes en la horquilla, pero habrá que esperar al modelo R que presumiblemente llegue el año que viene.

Circuito… bisturí

Para probar bien de lo que es capaz esta nueva Duke 790 entramos en el circuito de Maspalomas.

Un trazado pequeño y revirado para poner en compromiso al equipo de frenos y los neumáticos, que en condiciones de ruta rápida no llegan a sufrir. Como hemos dicho el apartado de frenada es de 10. No mostraron fatiga en ningún momento incluso tras hacer tres tandas letales apurando bien las frenadas. Con un solo dedo las nuevas pinzas y bombas JJuan te permiten hacer reducciones muy potentes y el ABS 9.1 MP de Bosch pone el resto cuando está activado.

Los neumáticos Maxxis Supermaxx ST, que en carretera nos dieron muy buenas sensaciones, aguantan bien un ritmo medio en pista. Sin embargo exigiéndoles al máximo se estresan y tienden a deslizar de detrás. La electrónica aquí es cuando entra en acción y nos ayuda a que “The Scalpel” siga en la trazada. Son buenas gomas para un uso mixto carretera y circuito, pero con sus limitaciones.

Es aquí cuando conviene activar el modo Track que incorpora KTM en esta Duke 790. Un mapa para circuito totalmente personalizable. Puedes quitar el antiwheelie y todos los controles o bien dejar los que te interesen. Además se activa un modo de control de tracción que puede regular prácticamente sin mirar desde la piña. Aquí la respuesta del gas es brutal aunque también es regulable a tu gusto. Las opciones que ofrece a nivel electrónico y de gestión de motor son muchísimas y en circuito se saca partido a su lado más salvaje.

Sin duda KTM se mantiene fiel a su filosofía de motos cañeras y esta 790 Duke no lo es menos. Es capaz de hacerte disfrutar sobre cualquier tipo de asfaltos y te sorprenderá en pista. Estamos ante una máquina con carácter para pilotos con carácter. ¿Lo tienes?

Accesorios KTM 790 Duke

Si la moto de serie no te resulta lo suficientemente personal KTM ha dispuesto de una completa lista de Power Parts para que la 790 Duke luzca a tu gusto.

Escape completo Akrapovic, colin monoplaza, protectores de manetas y anticaída, manetas, estriberas retrasadas, alarma… Un sinfín de accesorios para volverte loco. El precio de salida de esta unidad es de 9.689 euros y 9.389 euros la versión de 95cv para el carnet A2.  Disponible en naranja y en negro.

Detalles de la moto

 ktm_duke_790_motor

El nuevo LC8c se compone de dos cilindros en línea nicasilados y sin camisa, pistones forjados, cárteres divididos y con bomba de aceite independiente y un nuevo embrague PASC tan ultracompacto como el de los modelos off road. El cambio es preciso y el quickshifer de subida y bajada de serie.

ktm_duke_790_iluminacion

La óptica delantera mantiene la línea de la gran Duke 1290R, también en la iluminación LED. Tanto para luces diurnas como para las de cruce y largas. Los intermitentes y las traseras también son LED.

ktm_duke_790_suspension

Horquila WP de 43 mm. Una barra con compresión y otra con rebote. No es regulable pero su tarado permite una conducción muy deportiva. Detrás monoschock WP ajustable en precarga.

 ktm_duke_790_chasis

Nuevo chasis totalmente hecho desde cero. Tubular pero con el motor como elemento portante. El espectacular subchasis de aluminio forjado aloja el airbox.

 ktm_duke_790_frenada

Espectacular equipo de frenos firmado por la casa española J.Juan. Doble disco de 300 mm mordidos por pinzas radiales de 4 pistones infatigables. ABS en curva de serie. El modo Supermoto deja libre la rueda trasera.

 ktm_duke_790_instrumentacion

Completísimo display con toda la información que podamos necesitar. Desde los aspectos básicos de consumo, nivel de combustible, odómetro, temperatura, etc… hasta todo el ordenador de a bordo donde se controla la electrónica. Desde el control de tracción y los modos hasta el moderno KTM My Ride. Buena visibilidad en todo momento gracias a su cambio de tonalidad.

Motor

Tipo

2 cilindros en línea, 4T, 799 cc


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima

105 CV a 9.000 rpm


Par Máximo

86 Nm a 8.000 rpm


Cambio

6 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Tubular acero, motor portante


Suspensiones

Horquilla telescópica WP 43 mm y 140 mm de recorrido / Monoamortiguador. 150 mm recorrido.


Frenos

Delantero

Doble disco de 300 mm. Pinza radial 4 pistones.


Trasero

Disco 20 mm. Pinza doble pistón.


Medidas y pesos

Longitud

2.128 mm


Distancia entre ejes

1.474 mm


Altura del asiento

825 mm


Peso (lleno)

174 kg


Capacidad del depósito

14 litros


Neumáticos

120/70-17” / 180/55-17”


Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

KTM

Publicado el 07/03/2018

Ya está disponible el número 88 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #88: Motos Naked de Diseño

Probamos las naked de diseño Husqvarna Vitpilen 701 y Honda CB1000R además del polivalente SYM Joymax 125i Comfort. Repasamos las tensiones más sonadas de la historia de MotoGP, recorremos Japón en moto y visitamos la fábrica de Shoei para conocer sus secretos. Además testamos los nuevos Dunlop SportSmart TT y te contamos como se sobrevive al frío extremos y la nieve sobre una moto de enduro.