Suzuki Van Van 200
Prueba Suzuki Van Van 200 de 2017

La nueva Suzuki Van Van 200 es la primigenia de nuestra recién inaugurada sección de pruebas "Le Garage", donde daremos un nuevo punto de vista a nuestros test. La Suzuki Van Van 200 vuelve este año vitaminada y con énfasis en mostrarnos el lado alegre de la vida.

Autor:
Álvaro Guardia
Foto:
Álvaro Guardia
Publicado el 15/06/2017
Suzuki Van Van 200
estética y diseño atemporal
motor elástico
manejabilidad
necesario carné A2
estabilidad altas velocidades
protección aerodinámica

La Nueva Suzuki Van Van 200 evoluciona de su predecesora la Van Van 125 con una dotacón extra de motor. Bajo las siglas VanVan se ha redefinido el concepto de moto dual de baja cilindrada. Se la suele catalogar de urbana, aunque su verdadera proyección está alejada de la metrópoli. Su hábitat natural son los entornos playeros donde se puede combinar su uso por asfalto y arena.
Sin embargo, tras haberse ganado a pulso su ubicación en zonas costeras también se ha convertido en un arma de ciudad indispensable por su fácil manejo y diseño atemporal capaz de conquistar a hombres y mujeres por igual.

Suzuki Van Van = simplicidad, eficacia, funcionalidad, practicidad, diseño... Ese es su éxito, y el motivo de su popularidad.

Diseño

La Suzuki VanVan tiene uno de los diseños más mediáticos del mercado. Un manillar ancho, junto con una instrumentación sobria y un faro delantero redondo, acompañado de un depósito y asiento muy estrecho en el comienzo y muy ancho en el final, junto a esa rueda trasera 180 de tipo balón y de tacos hacen de esta Van Van un diseño completamente opuesto a los cánones actuales pero con un atractivo campero y joven, que le otorgan esa personalidad única.

Además el diseño del asiento mantiene una forma de más a menos. En su gran parte es ancho, pero en la zona delantera se hace más estrecho, para usuarios no tan altos o para el mercado femenino, que lo agradecen enormemente para llegar bien al suelo.

En tierra de nadie

Al margen del concepto, esta Van Van se posiciona en tierra de nadie. Esos 200cc y 16cv la sacan fuera de la reglamentación del carnet A1, y requiere del carnet A2 para poder conducirla. Su sencillez y practicidad le permiten funcionar sin problema con “solo” 200 cc, ya que quizá podía equipar un motor algo más grande, pero su diseño se vería afectado. Ya sólo con el aumento de cilindrada de 125cc a 200cc han tenido que reducir el depósito de gasolina de 7’5 litros a 6’5 litros. Esto es algo que puede preocupar sobre el papel, ya que es demasiado poco, pero hay que recordar el irrisorio consumo de esta moto (3/3’5l).

Quizá se pueda pensar que es muy poco el aumento de cilindrada para sacrificar un mercado, pero ciertamente es el extra justo que necesitaba para llanear en carretera abierta y para no intimidar a conductores noveles o experimentados que ya tengan el carnet A2, sin perder la estética ni la línea de diseño conseguida en la 125.

Fuera del garaje

La Suzuki VanVan, nada más comenzar a rodar con ella las sensaciones son muy familiares, muy agradables, suaves, y con muy buen tacto. Podríamos afirmar que se trata de la 125 con anabolizantes, ya que es exactamente igual, pero más capaz.

Está claramente enfocada para trayectos cortos, donde se maneja con la soltura de un vespino, aunque mantiene el tipo en carretera abierta hasta unos 120km/h de punta. Es importante saber que a partir de 100km/h pierde un poco de estabilidad debido la nula protección aerodinámica y al diseño mixto carretera-campo. Es parte del precio a pagar por esta maxi-versatilidad que ofrece.

Como novedad respecto a la 125, al margen del aumento de motor, este modelo 200 incorpora un radiador de aceite. El motor es refrigerado por aire, pero como en los míticos modelos clásicos de Suzuki, los de Hammamatsu son fieles a su concepto Sacs, de refrigeración mixta aire/aceite.

Respecto al rendimiento, el modo de entregar la potencia es exactamente igual al de la 125, pero maximizado. Esos 75cc extra se notan. El motor sube con brío hasta los 40/50 km/h, la velocidad perfecta para zonas urbanas. Pero sigue manteniendo una aceleración contundente hasta la 4ª marcha, que viene a ser unos 100km/h … A partir de aquí engranas 5ª y la moto se vuelve más suave. Lo que me ha llamado la atención, es que no demanda bajar de marcha en cuanto pierdes inercia o velocidad, el motor es lo suficientemente elástico para permitirse trabajar a múltiples rangos de rpm a pesar de su baja cilindrada.

Su proyección campera y de uso playero o zonas residenciales se vuelve a demostrar gracias al binomio motor 200cc + asiento grande y ancho. Es ideal para llevar pasajero, dentro de las capacidades de una moto de menos de 250cc.

Manejable y divertida

La parte ciclo es convencional y de diseño clásico, chasis tubular central, horquilla telescópica convencional, freno de disco único con anclaje de pinza axial, y basculante de cuna. A pesar de ello y en gran medida gracias a la rueda tan ancha que calza, el ciclo está por encima de las prestaciones y exigencias dinámicas que presenta la moto. La frenada es bastante eficaz, mantiene un primer recorrido suave, para impedir bloqueos repentinos cuando se conduzca por campo, arena o tierra, pero que si seguimos presionando la maneta, en asfalto, combinando con el freno trasero y ese gran balón por rueda trasera, la VanVan 200 se detendrá antes incluso que la mayoría de motos de su segmento y cilindrada.

La manejabilidad es algo que puede inquietarnos al ver esa larga distancia entre ejes y esa rueda trasera, pero no debemos olvidar que es una moto con un enfoque de uso tranquilo y a bajas velocidades, por lo que estas cotas y medidas no suponen sacrificio alguno a la maniobrabilidad. Incluso, gracias al manillar ancho que lleva y su bajo centro de gravedad se convierte en una moto muy ágil. Además, aunque es larga, es bastante bajita, con una altura al asiento de 770mm, por lo que siempre podremos poner un pie si nos desestabilizamos a baja velocidad, o hacer suelo con ambos pies al mismo tiempo de cara a usuarios no tan altos.

Es una moto muy fácil de conducir, polivalente y divertida. Tiene ese plus de energía que echamos en falta en la 125 y un diseño que no caducará jamás. Por 4.229 € tienes una moto con cualidades para pasarlo bien en la ciudad e incluso salir de ella sin complejos.

Detalles de la moto

Suzuki Van Van 200 faro

El diseño atemporal se atribuye a la implementación de componentes clásicas y bien recibidos por la mayoría del sector. Faro delantero redondo clásico, con una iluminación impecable, y perfectamente encajado en la araña de la moto.

Suzuki Van Van 200 suspensiones

Horquillas telescópicas convencionales, en consonancia con la línea de diseño clásica, y más que suficientes para las prestaciones de la moto. Tarado algo duro para uso único en campo, pero equilibrio perfecto para uso mixto.

Suzuki Van Van 200 cuadro

Sobriedad y eficacia. Como los antiguos tacómetros de gran premio, que solo llevaban lo necesario e indispensable, para aligerar peso. Pues la Van Van también. Posición de punto neutro en verde, testigo indicador de reserva en naranja, testigo de intermitencias, y reloj de esfera para la velocidad, con cuentakilómetros analógico y un pequeño testigo de luces largas. Las revoluciones, a oído, como los puristas

Suzuki Van Van 200 frenos

Pinzas Tokico de 2 pistones y anclaje axial junto a un disco de freno de 220mm, más que suficiente para detener los sólo 128kg.

Suzuki Van Van 200 rueda trasera 180

180 de perfil alto (80) y 14” de diámetro. La máquina traccionadora, perfecta para todo tipo de superficies, incluso con un rendimiento sorprendente en asfalto.

Suzuki Van Van 200 refrigeración

Motor refrigerado por aire/aceite. La Van Van 200 incorpora un pequeño radiador de aceite, retomando el sistema Sacs de refrigeración única de Suzuki.

Suzuki Van Van 200 asiento

Grande, alargado, ancho y mullido, pero de forma variable, puesto que si te colocas en la parte delantera deja de ser ancho y se estrecha para usuarios más pequeños.

Motor

Tipo

Monocilíndrico 200cc


Refrigeración

Aire/aceite


Potencia Máxima

Aire/aceite


Par Máximo

ND


Cambio

5 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Tubular de acero


Suspensiones

Horquilla telescópica convencional 33mm


Frenos

Delantero

1 disco 220 mm pinza axial tokico 4 pistones


Trasero

tambor


Medidas y pesos

Longitud

ND


Distancia entre ejes

tambor


Altura del asiento

770 mm


Peso (lleno)

128 kg


Capacidad del depósito

6,5 litros


Neumáticos

130/80 R 18; 180/80 R 14


Texto:

Álvaro Guardia

Fotos:

Álvaro Guardia

Ya está disponible el número 79 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Slider CSS - An automatic Slider only with CSS

Número #79: KYMCO AK550, al límite,

Probamos el nuevo KYMCO AK 550 en circuito y lo ponemos al límite, también la flamante Aprilia RSV4 RF y la Yamaha MT 10 SP. Además nos ponemos modo trail con la Suzuki V-Strom 1000 XT y entrevistamos a Kenny Noyes dos años después de su accidente. Recordamos la historia de cuando MV Agusta se quedó sola en el Mundial y entrevistamos a Alfredo Gómez tras su victoria en Erzbergrodeo, la carrera más dura del mundo.